Automóviles Dimolk, Concesionario Oficial Peugeot en Carballo (A Coruña)

Noticias

Peugeot Dimolk apoya el IV Classic Car de Carballo

Peugeot Dimolk apoya el IV Classic Car de Carballo

Uno de los objetivos de Responsabilidad Social Corporativa del Grupo Dimolk (Automóviles Dimolk en Carballo y Dimonorte Automóviles en Santiago de compostela), ha sido siempre el apoyo de las distintas iniciativas deportivas y culturales de la zona de nuestra responsabilidad.

Este año 2018, Automóviles Dimolk ha querido mostrar su apoyo al IV Classic Car de Carballo que tendrá lugar el próximo 10 de Junio.

Se realizarán camisetas conmemorativas de esta jornada, con el diseño que se puede ver en la fotografía

"YO NO SOY VIEJO, SOY UN CLÁSICO" - Mensaje en el que se puede apreciar un Peugeot 203 del año 1954.

Su página de Facebook es https://www.facebook.com/classiccarballo/

¿Y por qué aparece en la camiseta un Peugeot 203 del año 1954?

Porque cumple ni más ni menos que 70 años. El Peugeot 203, fue un protagonista del renacimiento de la marca Peugeot en la posguerra. En la Segunda Guerra Mundial dejó a Francia en un estado ruinoso y Peugeot, con su planta de Sochaux controlada por los ocupantes alemanes hasta 1944 y objeto de varios bombardeos y acciones de sabotaje, pasaba por un momento crítico. Sin embargo, la Marca hizo una apuesta valiente: lanzar un nuevo modelo de gama media que permitiera reconstruir su reputación y su presencia en el mercado.

En un contexto en el que los fabricantes franceses retomaron la producción de vehículos que tuvieron éxito en el periodo de entreguerras o centraron sus esfuerzos en automóviles pequeños, Peugeot confió su renacimiento a una berlina de segmento intermedio, capaz de servir de base a una gama completa.

Convertido en un icono de los años 50 en Francia, por su estética redondeada y su frontal cromado que se inspira en las lujosas berlinas americanas de la época, el Peugeot 203 se convirtió en sinónimo de fiabilidad y prestaciones por su motor de 1.293 cm3 y 42 CV, una reputación que ha llegado hasta la gama actual.

La presentación del Peugeot 203 en el Grand Palais fue una de las grandes sensaciones en el Salón del Automóvil de París de 1948. En un entorno en el que las demás marcas presentaban berlinas de la preguerra y pequeños automóviles pensados para las clases populares rurales y urbanas, Peugeot se atrevía a atacar el segmento medio, huérfano de modelos desde la Segunda Guerra Mundial.

En el apartado estético, el Peugeot 203 destacaba por un diseño redondeado, con líneas clásicas y elegantes. Su silueta de dos volúmenes estaba rematada por un atractivo frontal cromado, con dos faros redondos integrados en la carrocería y un capó rematado en punta, en la que figuraba la marca “Peugeot” y el León rugiente.

 

Más imágenes del Peugeot 203